Cada vez es más frecuente sentir soledad, falta de apoyo o malestar emocional en nuestras vidas. Y no siempre sentimos la fuerza necesaria para solucionar nuestros obstáculos solos. Es en estos momentos en los que un apoyo psicológico puede aliviarnos en este sufrimiento y ayudarnos en el proceso. 

Problemas con la familia, ruptura con la pareja o sobrellevar un duelo, problemas de estrés o ansiedad pueden aparecer en nuestras vidas, y no siempre nos sentimos capaces de gestionarlo. No saber gestionar nuestro malestar no es una derrota: es muy difícil arreglar la maquinaria siendo la propia maquinaria, sin poder vernos desde fuera. Nos gusta transmitir, en la línea de nuestra filosofía, este apoyo y poder ayudar a reducir esos sentimientos que tan mal nos hacen sentir en algunos momentos de nuestra vida. Hay solución. Y cuanto antes busquemos ayuda antes empezaremos a sentirnos mejor.

 es muy difícil arreglar la maquinaria siendo la propia maquinaria, sin poder vernos desde fuera.

 

Existen diferentes tipos de intervención psicológica dependiendo del grado de malestar o los objetivos que tengas.

  1. Si queremos mejorar uno o varios aspectos de nuestra vida o queremos plantearnos objetivos vitales de desarrollo personal, la intervención será tipo coaching
  2. Si tenemos un malestar importante que queremos eliminar o disminuir (ansiedad, depresión, problemas de relación interpersonal, fobias...), la intervención será clínica
  3. Si sufrimos un problema crónico que es imposible de eliminar por completo, pero buscamos una mejor manera de vivir con ello, la intervención estará orientada a la psicología positiva o la psicoterapia contextual

 

Solicite una cita previa

Dónde estoy